sábado, 10 de diciembre de 2011

Todo comenzó..

Un 13 de Noviembre de 1995.
Echando la vista atrás, puedo decir sin miedo a arrepentirme, que  ese Lunes (porque fue lunes) fue mi día.
Vale, puede que también fuese el día de su papi, y de su mami, y también el de su hermanita grande, y demás familiares. Pero os aseguro que también fue el mío. Tal vez, contando con 5 añitos, aún no lo supiera, pero ahora.. está tan claro.. Esto estaba escrito.
Era cosa del destino que esta maravillosa y magnífica persona naciera en el mismo mes que nací yo, solamente separada ¿por qué? ¿Años y días? ¿Que es eso? Para mi no es nada.
También me importa poco el lugar. Ella y yo estábamos hechas la una para la otra incluso antes de ser concebidas en las mentes de las personas que más nos quieren.
¿Que más me puede dar que 1546 kilómetros me separen de la persona que ahora mismo, ocupa más que todo mi corazón? Porque es suyo. Porque se lo ha ganado.
Y sin experimentar ningún miedo diré, bien alto, BIEN ALTO, que ella es mi ALMA GEMELA. Que la tengo aunque no la tenga, y la siento aunque no la sienta. Todos los días está en mi, ¿oís?
Y todos los días salgo con ella, y paseamos por la Calle Real. Hacemos el loco por la marina. Intentamos montar en Skate en Catedral. Vamos a la Ribera solo por el simple hecho de sentir la arena bajo nuestros pies, y caminamos por la Gran Vía cuando cae la noche, con el sonido del tráfico azotando nuestros oídos. Pero nos da igual. Porque estamos juntas.
Y no solo lo demuestran sus cartas en mi pared, o las mías en la suya. Ni tan siquiera ese infinito, o esa "C" con un corazón pintado en su habitación. O nuestros sentimientos dispersados en la mía.
Lo demuestra el hecho de que, cada día, lo primero que hago es pensar en lo afortunada que soy por tener a alguien que piensa en mi de la forma en la que yo lo hago en Marta. Saber que alguien me considera su mejor amiga, su alma gemela, su hermana, a través de los kilómetros, a través de la PUTA distancia.
Ella es.. ella es.
No me arrepiento de nada de lo que hemos vivido, amor.
Quiero que sepas, que lo que tu me has dado estando donde estás, no me lo ha dado nadie, pero ni aquí, ni en ningún sitio.
Y ¿sabes? Quien no pueda entenderlo, es que nunca supo lo que es la verdadera amistad.
Porque distancia no es cuánto nos separemos. Distancia es un si no volvemos.
Todo comenzó un 23 de Noviembre de 1995. Un Lunes.
Y nunca terminará.
Porque tu nunca tendrás fin para mi.
Te amo ∞

No hay comentarios:

Publicar un comentario